Cinco novelistas venezolanos que publicaron su obra maestra en el primer intento


¿Crees que en el mundo del arte las grandes obras de los autores llegan tarde? Acá te mostramos cinco ejemplos de escritores venezolanos que lograron lo contrario. 

Por Omar Osorio Amoretti

  @osorioamoretti

 

Introducción

Seamos sinceros: a todos nos gusta tener (¡y leer!) en la biblioteca clásicos de la literatura. Hay algo especial en sentir que una obra maestra de un escritor habita con nosotros. Sin embargo, ¿te has preguntado en qué etapa de su vida llegan a conseguirla?

Algunos, tal vez por asociación con la idea de punto cumbre, asumen que eso ocurre tarde, cuando la persona está curtida en el oficio. No es descabellado y hay pruebas a favor. Rómulo Gallegos publicó Doña Bárbara (1929) a los cuarenta y cuatro años y dos novelas en su haber. Julio Cortázar da a luz a su Rayuela (1963) a los cuarenta y nueve con cuatro libros a cuestas.  Incluso la primera parte de la obra cumbre lengua española, el Quijote (1605) de Miguel de Cervantes, llegó a feliz término teniendo nada menos que cincuenta y ocho años y un debut como novelista pastoril con La Galatea (1585).

Pero esto es solo una forma en la cual se expresa el misterio de la creación literaria. Porque, aunque cueste creerlo, son muchos los creadores que, sin saberlo, con su primera publicación estaban marcando un hito tanto en su carrera personal como en la historia literaria de su país.

Acá en Dilatar La Pupila te mostramos cinco casos de escritores venezolanos en el ámbito de la novela. 

¿Te animas a saber cuáles son?

 

Teresa de la Parra (París, 5/ 10/ 1889- Madrid, 23/ 04/ 1936)

Teresa de la Parra, escritora venezolana autora de Ifigenia. Dilatar la Pupila. Blogs de literatura

Teresa de la Parra.

Aunque Ana Teresa de la Parra Sanojo (tal es su nombre oficial) ya tenía cierta visibilidad en el círculo literario de la época en 1915 por su narrativa breve, es gracias a su primera novela, Ifigenia (1924), que salta a la fama a la edad de treinta y cinco años. 

Dos razones contribuyeron a esto. Por una parte, su texto resultó vencedor en un concurso literario parisino, lugar que hasta bien entrado el siglo XX fue la Meca para todo aquel que quisiera ser artista. Por otra, el proyecto estético que le daba vida a la novela impactó a los lectores, pues entre otras cosas representaba el mundo interior de la mujer en su época mientras criticaba el estatus quo sustentado por la figura masculina. 

Así, con Ifigenia Teresa De la Parra marca un hito dentro de la literatura venezolana no solo por triunfar en un mundo de hombres, sino por incursionar en espacios temáticos ajenos a la tradición artística (más volcada al espacio público y con temáticas políticas). Estos rasgos solo serían moneda corriente en América Latina con los movimientos feministas de los años setenta. 

 

Arturo Uslar Pietri (Caracas, 16 / 05 / 1906- Caracas, 26 / 02 / 2001)

Escritor venezolano Arturo Uslar Pietri. Dilatar la Pupila. Blogs de literatura.

Arturo Uslar Pietri

Hablar de Uslar Pietri es, como llegó a decir de él Jorge Luis Borges, hablar de muchos hombres. Varias biografías se han escrito para abarcar su dimensión histórica, donde no falta el hecho de haber inventado el término realismo mágico  bajo el cual sería englobada gran parte de la producción del boom latinoamericano (y hasta algunos de sus cuentos, como Lluvia).

Sin embargo, de todo el vasto repertorio que conforma su legado artístico su gran novela es la primera que escribió: Las lanzas coloradas, publicada en Madrid en 1931 con solo veinticinco años. ¿Quieres saber algo más asombroso que eso? La hizo en tan solo tres meses, estando en París. 

Y es que no solo elevó con ella la calidad de la novela histórica venezolana al distanciarla del modelo romántico inaugurado por Julio Calcaño con Blanca de Torrestella (1868): incorporó modos narrativos propios del vanguardismo, algo posteriormente explotado por los escritores latinoamericanos de mediados del siglo XX. 

Salvador Garmendia (Barquisimeto, 11 / 06 / 1911-Caracas, 13 / 05 / 2001)

Salvador Garmendia, escritor venezolano. Dilatar la pupila. Blogs de literatura

Salvador Garmendia

Garmendia es una figura capital de la historia literaria nacional. Fue miembro de Sardio (1958-1961) y El Techo de la Ballena (1961-1969) dos de los grupos vanguardistas más importantes de América Latina.

 Sus inicios en el mundo de la literatura fueron relativamente tardíos, pues cuando publicó Los pequeños seres (1959)  (había escrito previamente una llamada El parque, pero la ocultó de tal manera que casi nadie conoce su existencia) tenía cuarenta y ocho años. Seis novelas después y unas decenas de publicaciones más siguió siendo una pieza icónica dentro del corpus novelístico del siglo XX.   

Con ella el escritor le dio la espalda a la narrativa que buscaba historias relevantes a través de personajes carismáticos y, por el contrario, incursionó en las mínimas gestas de la gente común que vivían en las ciudades. De esta manera, según críticos literarios como Orlando Araujo, percibimos cómo la dimensión mínima de sus personajes no es óbice para presenciar experiencias transformadoras, a veces tan  cruciales como las grandes épicas.   

  

Adriano González León (Valera, 13 / 11/ 1931-Caracas, 12 / 01/ 2008)

Adriano González Leon en un simposio de literatura en Trujillo (sede del Ateneo de Trujillo 1985). Dilatar la Pupila. Blogs de literatura

Adriano González Leon en un simposio de literatura en Trujillo (sede del Ateneo de Trujillo 1985)

Perteneciente a los grupos literarios en los que estuvo Garmendia, también compartió con él la representación venezolana en el boom latinoamericano (si creemos en las afirmaciones de escritores como Carlos Fuentes).

Aunque durante la década de los sesenta publicó buena parte de su labor cuentística, el gran salto a la fama lo obtuvo tras la publicación de País Portátil en el año 1968, al ganar el Premio Biblioteca Breve de Novela Seix Barral con treinta y siete años en su haber. Hay mucha similitud en este hecho con el caso de Teresa de la Parra, con una diferencia clave: González León irrumpía en un momento donde la literatura del continente marcaba la pauta a nivel mundial, lo que favoreció la proyección de su obra a nivel internacional. 

 

Acá González León  utilizó los elementos narrativos de la vanguardia (juegos de planos temporales, inclusión del narratario, flashbacks, etc.) para representar simultáneamente dos espacios geográficos del país (el mundo rural y las ciudades modernas) e interpretar a la nación como esencialmente constituido por una violencia interminable. Esta se representa en el libro a través de la guerra entre los comunistas y el sistema democrático surgido luego de la caída de la dictadura militar de los años cincuenta.

 

Francisco Massiani (Caracas, 2 / 04/ 1944-Caracas, 1 / 04/ 2019)

Francisco Massiani, escritor venezolano. Dilatar la Pupila. Blogs de literatura

Francisco Massiani.

Finalmente está Massiani, quien con veinticuatro años publicó en 1968 Piedra de mar, uno de los primeros títulos que ofreció la editorial Monte Ávila Editores cuando nació en ese mismo tiempo. El resto de los libros publicados contribuyó a que recibiera el Premio Nacional de Literatura el 31 de julio del 2012.

Hasta hoy es una pieza de culto por parte de muchos lectores jóvenes y ha dejado una influencia rastreable en la escritura de autores contemporáneos como Juan Carlos Méndez Guédez  con El libro de Esther (1999) y Eduardo Sánchez Rugeles con Blue Label / Etiqueta Azul (2012).

 

Son muchos los aspectos relevantes que tiene, pero si nos mantenemos en el plano compositivo hay que decir que la novela fue una de las primeras en darle a la figura del adolescente una independencia como personaje (ya Antonia Palacios con Ana Isabel, una niña decente [1949] había logrado algo similar) y no un mero títere del creador. 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

En definitiva, la obra maestra puede venir en cualquier momento, siempre y cuando haya compromiso con la escritura e inteligencia creadora al momento de obrar. 

¿Conoces otros escritores que lo hayan logrado con su primera novela? Si es así, ¡déjanos tu comentario acá abajo! 

Si te gustó este contenido, sigue este canal y no te pierdas nuestras últimas publicaciones sobre literatura y arte. También estamos en Facebook y Twitter.

¡Hasta pronto!

 

Acerca de Omar Osorio Amoretti

Omar Osorio Amoretti. Caracas (1987) es profesor e investigador (USB | UCAB). Licenciado en Letras y maestría en Historia de Venezuela por la Universidad Católica Andrés Bello. Ha publicado: José Rafael Pocaterra y la escritura de la historia (Equinoccio, 2018).
Esta entrada fue publicada en Artículos, Literatura, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s